Mi caso de gota de ácido úrico

Al principio del año 1998, de repente, tuve una picazón raro en mi rodilla izquierda. El dolor ya era crónico y frequentamente, cuando iba a hacer un paseo, mi rodilla no podia extenderse.

Al principio la picazón/el dolor era un misterio para mi, pero con el tiempo me enteré, que la enfermedad podría ser la gota de ácido úrico, y empezé a estudiar esa enfermedad y tambien a enterarme de los resultados científicos sobre esa enfermedad.

Mi investigación se centraba en una información casual: En el mundo existen territorios donde los habitantes, a pesar de no sufrir de la gota de ácido úrico, tienen dolores totalmente parecidos a los de la gota de ácido úrico. Esos dolores vienen de un alto contenido de molíbdeno en sus tierras. Así que sus cosechas tambien tienen un contenido alto en molíbdeno.       

Otro hallazgo importante fue que una captación unica de una dosis relativamente alta en molíbdeno, inmediamente provoca dolores fuertes totalmente parecidos a los de la gota de ácido úrico.

Así que tuve la idea que la picazón/el dolor en la rodilla fue causado por un contenido demasiado alto en molíbdeno en la alimentación. Por eso intenté bajar el contenido de molíbdeno en mi alimentación consumiendo cosas cómo: pan de cereales descamados, arroz blanco, espaguettis de cereales descamados, es decir sobre todo hidratos de carbono, pero también carne blanca de pollo, carne de cerdo y carne de cordero baja en grasa, y frutas y verduras.

El dolor no desapareció aunque se alivió un poco. Pero perdí 10 kilos en 2 meses.

De repente tuve un ataque muy fuerte en la rodilla. El médico me apreció gota de ácido úrico y me prescribió colchicina inmediatamente, y alopurinol para cuando la hinchazón había desaparecido. Despues de 2 ó 3 días podía andar de nuevo, pero con mucho dolor y correr fue simplemente imposible. La picazón/el dolor en la rodilla continuaba.

Mi suposición de tener demasiado molíbdeno había sido erróneo. Volví a pensarlo todo, y empecé a comparar el molíbdeno con otras sustancias que pueden provocar el mismo dolor. Por ejemplo el potasio. El potasio es, cómo el molíbdeno un metal y el organismo lo necesita en una cantidad determinada. Se puede tener un nivel demasiado alto en potasio cómo tambien se puede tener un nivel demasiado bajo en potasio. Me hice pensar que mi dolor podría ser por tener un nivel demasiado bajo en molíbdeno.

Copenhague, Dinamarca, 15 de junio 2006

Svend Gammelby Jensen

Ingeniero